• MEG

Algunas cosas que pueden cambiar tu vida... MEG

Es muy reconfortante saber que hay algunas cosas que podemos cambiar y tranquiliza saber que otras no. Las que podemos controlar nos abren a un mundo lleno de posibilidades. Las que no podemos, nos permiten desarrollar: aceptación, paciencia, sabiduría y flexibilidad.


El reto es saber distinguir la diferencia entre las dos. ¿Cuándo persistir y cuándo soltar? ¿Qué cosas valen la pena cambiar y cuáles mejor las dejamos por la paz?


Existían 3 temas en mi lista que eran fuente de frustración, estrés y sufrimiento hasta que acepté el hecho de que están totalmente fuera de mi control.


Aquí las conclusiones:




1. NO PUEDES CAMBIAR EL PASADO...

Esto nos suena muy obvio, sin embargo pasamos mucho tiempo, pensando “qué hubiera sido si”, nos convencemos de que no es posible enmendar nuestros errores, nos llenamos de culpa y de enojo; nos aferramos a los amores pasados cuando algo dentro nos dice que el pasado está muerto… aprende y sigue… porque no hay manera de rehacerlo… Nadie puede cambiarlo... Lo que sí podemos es aprender de la experiencia, para poder soltarlo; a veces, hay que pedir perdón, enmendar, compensar… para seguir hacia adelante.

2. NO PUEDES CAMBIAR CIERTAS CIRCUNSTANCIAS...

Woody Allen, actor y cineasta, dijo “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”.


No importa qué tan bien planees algo o cuánto sepas, no puedes prever, o cambiar ninguna circunstancia que la vida te pone, por un lado es maravilloso porque así podemos sorprendernos y gozar. Siempre y cuando colabores con lo inevitable.


Y por el otro lado, es muy liberador saber que no siempre tienes la forma correcta de resolver problemas más allá de tu competencia, autoridad, responsabilidad o poder… aquí es cuando volteas al cielo y pides ayuda o luz para ver qué hacer.


3. NO PUEDES CAMBIAR A NADIE...

Me parece que todos de una u otra forma pensamos en muchas maneras para “componer” a la gente que nos rodea; tratamos de modelar a la pareja dentro de nuestro esquema mental “perfecto”. Con los hijos queremos que sean como nos gustaría haber sido nosotros, insistimos en que sean matemáticos y ellos quieren ser músicos, haciendo todo lo posible por evitar que se realicen. Por citar algunos ejemplos.


¿QUÉ SI PUEDO CAMBIAR?...

Cambia tú… esto es, probablemente, una de las cosas más difíciles.


Si has estado en una relación, sabes que decir “tienes razón, hagámoslo a tu modo”, requiere de un enorme esfuerzo (sobre todo cuando tu idea tiene más sentido... claro). Decir “lo siento”, cuando sientes que el otro es el que cometió la falta.


Todo es adentro, la mejor manera de encontrar tu centro es aprender a bailar al son que la vida te va poniendo, reconociendo que cuando la vida te pone una pregunta, es porque todas las respuestas las tienes dentro.


BRILLA SIEMPRE

MEG

182 views

CAMINA A TI 2018. Todos los derechos reservados.