• MEG

Algunas acciones para reducir el estrés... MEG


• Medita, ora… encuentra un espacio para ti.


• Respira, inhala y exhala, en conciencia, toma y suelta.


• Ve a la cama a tiempo.


• Levántate a tiempo, para que empieces tu día sin prisas.


• Di NO a proyectos que no entren dentro de tus tiempos, o que comprometan tu salud mental.


• Delega a gente que sea capaz de hacer las cosas.


• Simplifica tu vida. Menos es más. (a pesar de que uno a veces no es suficiente, dos a veces, son muchos)


• Un día a la vez


• Vive con tu presupuesto, no uses tarjetas de crédito para cosas cotidianas.


• Siempre ten una llave extra del coche y de la casa, en la cartera, o en un lugar seguro.


• Mantén la boca cerrada, con esto vas a evitarte muchos problemas.


• Si lo que vas a hablar no le suma algo bueno al otro, no lo digas.


• Trae un libro que puedas leer mientras estás en una fila, o en alguna espera

• Obtén suficiente descanso.


• Come bien


• Organízate, de tal manera que todo tenga un lugar, así no pierdes tiempo.


• En el coche lleva música que te relaje, o un audiolibro, que te ayude a mejorar la calidad de tu vida.


• Escribe en una libreta pensamientos e inspiraciones, sueños, deseos y metas.


• Todos los días encuentra un tiempo para estar solo.


• Ríe…. Sí, ríe todo lo que puedas, de lo simple, de lo cotidiano.


• Ríe más.


• Toma tu trabajo en serio, pero no te tomes tú muy en serio, cuidado con el exceso de importancia personal.


• Siéntate un poco más sobre tu ego.


• Despacio, bájale a la velocidad de tu vida.


• Desarrolla una actitud de perdón, puedes ir haciendo decretos, afirmaciones, que te recuerden: “te libero y te perdono”… no tengo que pensar qué hizo el otro… lo suelto, para ser libre.


• Habla menos, escucha más.


• Recuérdate que no eres el gerente general del Universo.


• Todas las noches antes de dormir, cierra tus ciclos, es decir, recapitula el día, da gracias, pide perdón a quien hayas lastimado, perdona al que te lastimó y entrega tu vida a un propósito superior.


• Confía en esa fuerza que es más grande que tú y que yo…


¿Parece sencillo no?... Espero puedas aplicar muchos de ellos en tu vida cotidiana y muchos otros que a ti te generen paz.


BRILLA SIEMPRE

MEG

CAMINA A TI 2018. Todos los derechos reservados.